Productos y Servicios

Como este manual está destinado para el reciclaje domiciliario de los desechos orgánicos, describiremos la alimentación en base a lo que fácilmente conseguimos en casa. Una de las cosas más importantes a considerar es el balance que hay que tener entre restos “verdes” (tales como: restos de verduras, frutas, te, mate, césped, hojas verdes, entre otros) y los restos “café” (tales como: cartones y papeles bajos en tintas, hojas secas, paja, entre otros). Lo ideal es mantener una relación de 3:1 (3 partes de restos “verdes” por 1 de restos “café”). Esto es para mantener una alimentación equilibrada entre los alimentos ricos en nitrógeno como son los verdes, y los ricos en carbono, como son los cafés. Teniendo siempre cuidado en tratar de mantener este equilibrio, nuestro producto final, el humus, será equilibrado y de mejor calidad. Además tendremos lombrices más sanas y fuertes para mantener su reproducción y alimentación.

La primera medida a realizar en casa es mantener, por ejemplo, un tarro de 20 litros (como los de pintura o de basura plásticos) siempre tapado dentro o fuera de la cocina. El cual puede recibir los restos diarios que se generen en la cocina, los cuales pueden acumular en un envase plástico, para ser vertido en el tarro de 20 litros. Una clave para evitar mosquitos en esta etapa, es mantener siempre bien tapados los envases en los cuales se acumulen los desechos.

Pasada una semana es probable que el tarro de 20 litros se encuentre casi lleno, durante estos días los restos más antiguos ya comenzaron a descomponerse. Algunos ya están disponibles para ser alimento de las lombrices. Entonces tomamos el tarro de 20 litros y lo depositamos en el lecho a manera de “montón” o “lomo de toro” (Figura 3), siempre teniendo en cuenta dejar espacios libres al costado del alimento, para que tengan vías de escape, en caso de que este no esté en condiciones o no sea apto para ser digerido (pocas veces pasa). Cuando volvamos a alimentarlas, desparramamos de manera uniforme el “montón”, y sobre este formamos otro con el nuevo alimento.